top of page

¿Cómo preparar un insecticida casero?

Cuando tenemos una colección reducida de orquídeas y estas están dentro de la casa no queremos utilizar insecticidas químicos para no correr el peligro de tener estos al alcance de niños y mascotas y no fumigar con estos dentro de la casa.


La eficacia de un insecticida casero es limitado y solo lo debemos usar en colecciones pequeñas y cuando no tengamos una infestación muy grande. En cultivos en invernaderos, debemos usar insecticidas químicos o biológicos, para asegurar el control de las plagas. Hay que recordar que cuando se tiene un ataque de ácaros (arañas) este solo se controla con un acaricida (Vertimec, por ejemplo), no con un insecticida. Las babosas y los caracoles se deben controlar con un molusquicida (Baboxa, por ejemplo), ya que tampoco son insectos.


El insecticida se debe aplicar tan pronto notemos la aparición de cualquier insecto ya que estos tienen la capacidad de reproducirse a gran velocidad por la cantidad de huevos/larvas que pueden producir y algunos de ellos son hermafroditas.


La forma de preparar este insecticida casero es agregando a un litro de agua 10 cc de aceite vegetal (aceite de cocina) y 10 cc de jabón de coco líquido (o 10 gr si está en barra), una vez agregados esto dos ingredientes se debe mezclar bien hasta que los ingredientes estén bien disueltos. Agitar igualmente antes de cada uso. Este se debe aplicar con un atomizador manual a todo el follaje de la planta, en el haz y en el envés de las hojas, a pseudobulbos y flores y repetir por 3 o 4 semanas seguidas, ya que pueden quedar huevos y estos no se mueren con la aplicación del insecticida.




Implementos necesarios para preparar el insecticida casero.


151 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page